residuiocero

Residuo cero

¿Has pensado en los desechos que generas un día cualquiera? ¿Y al final del año?
Si te has planteado hacer conciencia y empezar a cambiar maneras de hacer para conseguir reducirlos hemos encontrado un libro para ti.

Bea Johnson nos hace un recorrido de cómo gestionar un hogar cada vez más próximo al residuo cero con su libro: Residuo cero en casa.

  • Rechazar: Se trata de no aceptar lo que no necesitas: el papel de la copia de la tarjeta, un folleto publicitario, la tarjeta de un nuevo conocido o una bolsa de plástico de un solo uso. Con un poco de ingenio podemos evitar que estos residuos se acaben generando. Puedes copiar directamente al móvil el contacto de la persona nueva y llevar siempre una bolsa de tela para la compra.
  • Reducir: ¿Todo lo que tienes en casa os hace falta? Intenta simplificar, ordenar y saber todo lo que tienes. Compra sólo lo que te haga falta, todo lo que tengas que no necesites acabará siendo un residuo. A la compra de comestibles ve preparado: lleva tus fiambreras para evitar cualquier tipo de bolsa y piensa en recuperar la bolsa del pan de toda la vida, de ropa. ¿Has pensado en envolver un regalo con un bonito paño de cocina? Puede ser una forma genial de hacer 2 regalos en uno, y además evitaremos generar papel.
  • Reutilizar: Evita los platos y vasos desechables para una fiesta, las servilletas de papel o los papeles de regalo. Ten en cuenta todos los objetos que puedes usar para ser más sostenible: cantimploras o termos, paños de cocina, servilletas de tela, pilas recargables, aparatos con batería… ¿Tienes ropa, juguetes, libros o herramientas que ya no utilizas? Pásalo a familia o amigos que les puedan dar una segunda vida.
  • Reciclar: Ten claro que va a cada contenedor y separa correctamente. Hazlo fácil y reserva una zona de la cocina practica para los residuos. Cuando más fácil lo tengas más cómodo será reciclar para toda la familia.
  • Compostar: es la forma de reciclar nuestra propia materia orgánica. Lo podemos hacer fabricando nuestro propio compostador, que podremos situar en la terraza o jardín de casa. Con paciencia y tiempo acabarás obteniendo humus para tus plantas y acabarás cerrado el ciclo de tu propio residuo orgánico. ¿Se puede pedir más?

 

Puede encontrar estos y otros consejos en el libro de Bea; ¡apuntalo a lecturas pendientes!