infusion

¿Cómo te sientes? Escúchate

¿Pesado? ¿Hinchado? ¿Estresado? ¿Nervioso? ¿Decaído? ¿Con poca energía? ¿Congestionado? ¿Como te encuentras después de estos días de excesos?
Tranquilo que tenemos la solución más natural y económica: una buena tisana preparada con las plantas que necesites según lo que te pida el cuerpo.

Primero de todo… es importante que escuches. Tómate un momento para ti, para respirar y mirar adentro, digerir todas las experiencias de estos días y todos los alimentos que, a menudo en exceso, hayas tomado para estas fiestas.

A continuación… Provéete de las plantas que necesites, en muchas dietéticas encontrarás plantas para tisanas a granel. Con un pequeño surtido, un infusionador y tu taza preferida tienes suficiente. A continuación te hago una pequeña muestra de las plantas más adecuadas en cada situación:

  • Digestivas: Menta, poleo, manzanilla, anís verde o hierba luisa, juntas, con combinaciones entre ellas o por separado. Te ayudarán a rebajar la sensación de hinchazón y tener digestiones más ligeras.
  • Relajantes: Tila, valeriana o pasiflora, son algunos ejemplos de plantas que nos pueden ayudar a conciliar el sueño en caso de padecer insomnio o mejorar un estado de nerviosismo.
  • Descongestivas: ¿Estás pasando por un resfriado o una gripe? Es típico de la época. Algunas teorías aseguran que es un mecanismo de limpieza del cuerpo. Para mejorar la congestión de las vías respiratorias altas te pueden ayudar el tomillo, el romero, la malva, la equinácea o el eucalipto.
  • Energéticas: plantas como el ginko biloba o el jengibre pueden ayudar a mejorar la concentración, la memoria y la atención sin estimulantes.
  • Depurativas: Si necesitas depurar excesos de grasa tu kit de rescate debe incluir hojas de olivo, espino blanco y piel de naranja.

 

Y finalmente… disfruta de tu tiempo, las tisanas ya invitan a ello, no las puedes tomar con prisas. Esperar a que la taza se enfríe ya es en sí mismo un acto de contemplación. Y luego saboréala tranquilamente. De esta manera será mucho más terapéutica.